Páginas

viernes, 11 de marzo de 2011

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA Y SU LLAMADA A LA CORDURA LUCHADORA


Hoy quiero compartir con vosotros las reflexiones del que fué director de la UNESCO durante 12 años, además de muchos otros cargos políticos. Co-fundador del Centro Severo Ochoa y del Consejo de Investigaciones Científicas es actual Presidente de la Fundación para una Cultura de Paz.  


En otras  palabras que es una persona que tiene un criterio formado en base a su conocimiento y experiencia de lo que dice tanto a niel político, como social. A ver si podemos escuchar y dejar de dormir.
¿Qué autoridad moral tienen ahora para acusar a Gadafi y a los otros "dictadores" quienes hasta hace cuatro días les ofrecían solícitos el cobijo de sus paraísos fiscales, les vendían armas a mactuando rápida y públicamente con medidas concretas, o recibirán muy pronto el rechazo de los ciudadanos. Del mismo modo que se han desencadenado las rebeliones que ahora destapan tantos disparates y contradicciones, provocaremos el cambio de quienes siguen aferrados al mercado, al único valor del dinero, a los vaivenes del "gran dominio" financiero, militar, energético y mediático, a las grandes corporaciones que anuncian beneficios de 32.000 millones de dólares en 2010 -como Exxon Mobil- al tiempo que suben el anta, les aceptaban prebendas y hasta les daban a sus hijos, con facilidades explícitas, doctorados y otras distinciones académicas?
Tomemos nota, avergonzados, y advirtámosles que deben aprender las lecciones sin demora, precio del barril para asfixiar a los consumidores, con "efectos colaterales" tan graves como el alza de los precios de los alimentos.
Exijamos de inmediato el reforzamiento de las Naciones Unidas, una economía basada en el desarrollo global sostenible, la relocalización productiva... el buen sentido, en suma.
El cambio es apremiante. Y este cambio no se hará, desde luego, por quienes confían en la inadvertencia o insolvencia ciudadanas sin aportar solución alguna.
Dejemos de entretenernos con fechas electorales inexorables, acompañadas de maniobras, promesas y ocultaciones intolerables, y proclamemos claramente que si no hay transparencia y cambios reales nos movilizaremos como en Túnez, Egipto... porque nos llena de indignación que sólo se embarguen los bienes "de los derrocados"... al tiempo que todo sigue igual: el acoso de los mercados (¿y los planes de acción social?), el precio del petróleo al alza (¿y el cambio climático?), la economía sumergida, la evasión de responsabilidades civiles (¿cuántos españoles tienen, como los "tiranos", depósitos en los paraísos fiscales?)
Lo dicho: o cambian o les cambiaremos.




2 comentarios :

Cristina Cunchillos dijo...

Muchas gracias por incluir este interesante artículo en tu blog. No lo había leido hasta ahora y estoy completamente de acuerdo con su postura.

Raquel Torrent dijo...

Aunque tarde, ahora me doy cuenta de lo de los comentarios y te contesto, que muchas gracias por comentar esta entrada y también muchas gracias por seguirme en el blog. Es importante saber que a alguien le interesa lo que comparto y esccribo.

Publicar un comentario